"Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor, la libertad de un vuelo de pájaros, respirar el perfume de la sencillez, por que solo, sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado he admitido mi necesidad de verdad y amor, por que sufriendo he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llevan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga, y quien no sabe sufrir nunca podrá entender".

Battistino Bonali alpinista Italiano, Fallecido en la cara norte del Huascarán – Perú 1993.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Russian templates google Portuguese

Comentarios Recientes

jueves, 20 de agosto de 1992

Viaje de ensueño. Tahiti


A veces el destino nos guarda sorpresas que no podíamos soñar. En aquel verano del 92 el destino me vino a visitar en formar de un gran viaje a tierras lejanas y nunca soñadas como lo son estas perlas naturales en mitad de un gran océano desconocido. ¿Como contar lo vivido?. La experiencia de los años me ha enseñado que lo auténtico no se puede contar con palabras a riesgo de no transmitir completamente lo realmente vivido. Lo mejor es viéndolo a través de "momentos" e instantáneas de los que si lo han vivido, de lo que yo he vivido, momentos que contenían y después de muchos años siguen conteniendo gran parte de lo experimentado.

Pues esta fue mi suerte y también ahora mi obligación; contar con imágenes todos aquellos momentos que viví y que plasmé con mi entonces rudimentaria cámara analógica. Pero antes situémonos en el lugar a través de sus datos e historia para después contemplar lo que yo contemplé. Las fotos estaban impresas en papel y yo las he escaneado, con lo pudiera ser que la calidad de las mismas se haya visto mermada en el proceso (y con los años).

No son montañas, no son rutas, pero estas islas son igual de auténticas y bellas que aquellas y merecen ser también contadas y compartidas. Por otros mundos...