"Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor, la libertad de un vuelo de pájaros, respirar el perfume de la sencillez, por que solo, sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado he admitido mi necesidad de verdad y amor, por que sufriendo he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llevan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga, y quien no sabe sufrir nunca podrá entender".

Battistino Bonali alpinista Italiano, Fallecido en la cara norte del Huascarán – Perú 1993.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Russian templates google Portuguese

Comentarios Recientes

sábado, 2 de junio de 2012

Por la Sierra de Mariola. Montcabrer


Montcabrer es la cima más alta de la Sierra Mariola. Forma parte de los Sistemas Béticos, situados en la zona sur de España. Situada en el término municipal de Cocentaina, tiene 1.390 metros de altura, con lo que es la tercera cima de la provincia de Alicante (España), tras la Aitana (1.558 m), y el Puig Campana (1.409 m). Su nombre proviene de la intensa labor de pastoreo que en la antigüedad se llevaba a cabo por estos lares.

Lugar emblemático del senderismo alicantino constituye uno de los máximos exponentes de la orografía de esta provincia tan montañosa y hermosa por doquier. Quedará en mi recuerdo...

Parque Natural de la Sierra de Mariola

Mariola es el evocador nombre de esta sierra, que se alza entre las comarcas de L’Alcoià, El Comtat y La Vall d’Albaida, tan arraigada en la cultura popular valenciana. Constituye uno de los territorios valencianos en los que se concentran en mayor medida valores medioambientales, paisajísticos y socioculturales de especial relevancia.

Sus paisajes han sido y son un regalo para habitantes y visitantes. Este paisaje es herencia del aprovechamiento tradicional de los ricos recursos naturales. La propia orografía de la sierra presidida por el emblemático Montcabrer, los pastos, la nieve, las hierbas aromáticas y medicinales, los refugios naturales…, y especialmente el agua, conforman su fuerte personalidad. Estos y otros muchos valores son los que motivaron la protección de casi 17.000 hectáreas con la declaración de Mariola como Parque Natural, el 8 de enero de 2002. 

Constituida mayoritariamente por materiales calizos, la intensa actividad tectónica ha generado un macizo con una topografía muy variada, que alcanza su máxima agresividad en el extremo nord-oriental, sector en el que se sitúan también las máximas alturas, presididas por los 1.390 metros del emblemático Montcabrer, siendo el tercero de la provincia de Alicante. Además de éste, son numerosas las cimas de más de mil metros, como el Alberri, el Morro del Comptador o el Cerincal.

Los importantes acuíferos de Mariola, reconocidos ya por Cavanilles, dan lugar a innumerables fuentes, manantiales y surgencias que salpican toda la superficie de la sierra. 

Por su larga historia de ocupación e interacción humana los diversos usos ejercidos sobre los recursos naturales de la sierra han acabado configurando un excepcional mosaico de ecosistemas y paisajes, que sintetizan, como pocos territorios valencianos, las características básicas y las peculiaridades de la media montaña mediterránea, y que han hecho de la sierra una verdadera seña de identidad para los pueblos que la circundan.

Geología

Las grandes elevaciones, la agresividad del paisaje, la complejidad estructural y la importancia de los procesos cársticos, son características de especial relevancia en Mariola. La sierra se engloba en el Prebético, caracterizado por un continuo de plegamientos con una orientación mayoritaria de suroeste a nordeste, correspondiendo generalmente a sierras permeables (de naturaleza caliza) y valles impermeables (tapizados de margas miocénicas, conocidas localmente como tap). 

La unidad geológica de Mariola corresponde a un anticlinal en forma de champiñón, limitada por el norte por el sinclinal de Bocairent y la Valleta d’Agres, por el este por la falla de orientación N-S de más de dos mil metros de salto entre Muro y Cocentaina y la hoya del Riu d’Alcoi cubierta por materiales cuaternarios, por el sur conecta con el sinclinal del valle del río Polop. Es en la parte sudoccidental donde los límites convencionales de la sierra no quedan apenas definidos, habiendo una continuidad hacia la vecina sierra de la Fontanella. 

En el centro de la sierra, la bóveda anticlinal está hundida, dejando en su seno llanuras y valles rodeadas de elevaciones (la Font Freda, Sant Jaume,...) que van vertiendo las aguas a lo que hacia poniente será la cabecera del lecho del Vinalopó; es en la parte nororiental donde se encuentran los relieves más vertiginosos y las alturas más simbólicas, entre los 1000 y los 1300 metros. La mayor parte de la sierra está formada por roca caliza depositada durante el Cretácico, cuando la zona coincidía con el borde de una cuenca sedimentaria marina, así se encuentran importantes yacimientos paleontológicos como el de la Querola.

Es posteriormente, durante el Mioceno Superior, cuando emergen definitivamente estos materiales, provocado por el empuje vertical de los materiales basales más antiguos y más plásticos. Estos materiales corresponden a arcillas y yesos del Triásico, el conocido Keuper, que aflora donde la acción orogénica perforó la capa calcárea o donde los posteriores procesos cársticos lo han dejado al descubierto (el Teular del Llonganissero o Sant Cristòfol de Cocentaina). 

Pero son precisamente estos últimos procesos, relacionados con la disolución de la roca caliza por el agua, los que han determinado, con más ponderación, la morfología actual de la sierra, encontrando por toda la sierra buenos ejemplos de formaciones cársticas tanto externas como internas, algunas de ellas muy emblemáticas como el Barranc del Cint, la Cova de la Sarsa, y un largo etcétera.

Flora

La Serra de Mariola ha estado y está en el punto de mira de muchos botánicos de todo el mundo por la singularidad y diversidad florística. Más de 1200 especies de plantas superiores se han catalogado en Mariola (hasta 2000 según algunos autores), con muchos endemismos iberolevantinos y setabenses. No sólo en trabajos científicos se encuentra catalogada esta riqueza, también en la trasmisión oral de la cultura popular, repleta de canciones e historias (“Serra de Mariola, tota a floretes...”), donde adquieren especial relevancia aquellas especies con propiedades aromáticas y medicinales, las cuales se han utilizado desde tiempos inmemoriales con fines gastronómicos, para la elaboración de bebidas alcohólicas y como condimento; farmacéutico, como remedio de infinitas afecciones; cosméticos, en la elaboración de perfumes. En este sentido es necesario citar la famosa salvia de Mariola, el romero, el tomillo, el rabo de gato, la manzanilla borde, el apreciado y escaso fresnillo o "timó real", la pimentera o "pebrella", el espliego, la santonica, el hipérico, el té de roca y un largo etcétera. 

También podemos encontrar buenos ejemplos de la vegetación potencial climática, protagonizada en estas tierras por el carrascar e incluso por el bosque mixto mediterráneo en las zonas umbrías e inaccesibles. La carrasca, como especie clave, y caducifolios como el fresno, el arce y también el quejigo, aparecen acompañados por un rico estrato arbustivo compuesto por durillos, ruscos, madreselvas, aladiernos, y otras arbustivas y enredaderas. La siguiente etapa de degradación está caracterizada por coscojas y torviscos, enebros, espinos negros, y espinares en las zonas más húmedas y sombreadas compuestos de zarzas, endrinos, espinos albares, rosales silvestres, etc. Sin embargo, la mayor parte de la superficie de la sierra está cubierta por un denso pinar de pino carrasco mezclado con brezos, aliagas, romeros, jaras y muchas de las plantas aromáticas y medicinales ya citadas. También hay buenos ejemplos de vegetación edáfica como los bosques de ribera en la cabecera del río Vinalopó.

Fauna

La Serra de Mariola alberga una gran cantidad de ambientes y por tanto de comunidades vegetales, lo que se traduce también en una importante diversidad faunística. Es así como insectos y otros artrópodos, anfibios, reptiles, pájaros, mamíferos, etc. colonizan bosques, prados, acantilados, cuevas, ríos, balsas, áreas cultivadas e incluso núcleos urbanos. Así en Mariola podemos encontrar, por citar algunos ejemplos de los grupos más presentes, anfibios como la rana común o el sapo común entre otros, reptiles como la lagartija ibérica, la lagartija colilarga y la lagartija cenicienta, alimentándose de insectos y otros invertebrados, el lagarto ocelado, la culebra viperina, la culebra de escalera, la culebra bastarda, la de herradura, la víbora hocicuda, que se alimentan de los anteriores, de micromamíferos y de pequeños pájaros. Entre éstos últimos, y por destacar algunos de los más comunes, hay granívoros como el pinzón, la perdiz o el verdecillo, insectívoros como el petirrojo, el carbonero común y otros páridos, córvidos, pito real, etc. 

También se encuentran bien representadas las rapaces, tanto diurnas como nocturnas; así crían y se alimentan especies como el águila real, el águila culebrera, el ratonero, el halcón peregrino, el azor, el gavilán y el cernícalo común; entre las nocturnas se encuentran el búho real, el cárabo, el mochuelo, la lechuza y el autillo. 

Cabe destacar la colonia de buitre leonado actualmente en expansión, fruto del proyecto de reintroducción iniciado en 2000, que además ha favorecido la presencia de otras especies como el milano real. Entre los mamíferos cabe destacar el conejo, alimento básico de carnívoros como el gato salvaje, la garduña, la comadreja, la gineta, el difícilmente localizable tejón y el abundante zorro. Por su abundancia también cabe mencionar el jabalí.

Fuente: www.gva.es

Cartografía Iberpix



Perfil Vertical Ruta



Perfil Ruta GPS 



Datos Técnicos de la Ruta
  • Actividad: Senderismo
  • Nombre: POR LA SIERRRA MARIOLA. MONTCABRER
  • Sierra: Sierra Mariola 
  • Comarca:  L’Alcoià, El Comtat y La Vall d’Albaida
  • Municipio/Provincia:  Cocentaina (Alicante)
  • Fecha: 2/6/2012
  • Distancia: 16 km
  • Duración: 7 h
  • Punto de Partida:  Ermita de San Cristòfol (Cocentaina)
  • Circular: Si
  • Caminos Homologados: PR CV 37 (tramo inicial corto); GR 7 (pequeño tramo justo a los pies del Montcabrer); PR 57 (bajada hasta el Camí de Mariola); PR CV 27 (del Pico Teix hasta enlazar nuevamente con la PR CV 37 pues ambos PR llevan idéntico trayecto hasta el punto de partida); el resto, por sendas poco evidentes y a trocha.
  • Itinerario: Ermita de  San Cristòfol (PR CV 37) - subida por el  Barranco de Fontanelles (dejamos la PR) - El Mal Paset - Montcabrer (GR 7) - descenso hasta enlazar con el Camí de Mariola (PR 57) - Cava Arquejada y Font de la Cava - Refugio Santiago Reig del Moral - Pico Teix - enlace con la PR 27 - Alto del Cerincal - enlace PR CV 37 - Mas de Llopis - Font de Llopis - Font del Sanxo - Font de l`Esquerola -Font de les Huit Piletes - Font de la Penya Banyada - Ermita de  San Cristòfol. 
  • Tipo de Ruta: Ruta realizada de "Izquierda a derecha", es decir, subida por el paraje denominado El Mal Paset (a traves del exigente Barranco de Fontanelles) y bajada por la PR CV 37/27. Lo recomiendo pues de hacerlo a la inversa el riesgo de caída es grande en la bajada desde el El Mal Paset, por la gran cantidad de piedra suelta unido a su fuerte desnivel. Ya se sabe aquello de que "es más seguro subir que bajar". Además la bajada por la PR es más suave, la senda muy cómoda y en las zonas complicadas hay escaleras de piedra. Ruta muy física.
  • Recomendaciones: Desde luego decir que esta ruta requiere gran preparación física y tener experiencia previa en esto del senderismo, tanto por el material empleado, planificación y conocimientos de a donde se va y por donde, previsión suficiente de agua (no confiarse nunca en que nos podamos encontrar fuentes) y alimentos, meteorología, etc.       
     
Descripción de la Ruta

Fascinante. Esta es la cualidad suprema de este lugar en el que se entremezclan sabiamente belleza natural y rotundidad de formas. Es fácil presentir la extraordinaria dureza con la que los antiguos moradores tuvieron que convivir a diario. A cambio este lugar les obsequiaba con multitud de surgencias de agua pura y frondosos pastos con los que alimentar a sus rebaños.

Hoy es un santuario para el senderista y un regalo para el amante de la naturaleza.

De las diversas formas con las que se puede enfocar un ruteo por estos lares me decidí por una de fuerte desnivel pero que me llevara a "sentir" las cimas más altas así como el agua que de numerosas fuentes emergen por diferentes puntos de la sierra. En consecuencia el punto ideal de partida era la localidad de Cocentaina y más en concreto La Ermita de San Cristofol, lugar en el que además se inicia la PR CV 37 que de subida emplearé un pequeño tramo y de bajada casi en su totalidad.

Como casi siempre, busco, a la hora de diseñar rutas, subir las máximas alturas posibles y discurrir al máximo por los filos que la montaña me pueda ofrecer. Es mi pasión además de ofrecerme siempre las máximas panorámicas para conocer bien el lugar. La otra, el agua, en cualquiera de sus formas: cascadas, nacimientos, surgencias... En este caso fuentes. Y desde luego ambas cosas las iba a encontrar de sobra aquí. Hasta 5 cimas de más de 1.300 m, además de la del Montcabrer y dos de 1.200 con nombre (Pico Teix y Alto del Cerincal) pude  subir y hasta con 7 fuentes puede saciar mi sed y refrescarme del ya intenso calor sobre todo en la parte final de la ruta. La visita además a dos cavas de nieve terminaron por hacer de esta ruta una de las más completas y fascinantes de las que he tenido la suerte de disfrutar.   

El día se presentaba idóneo para el senderismo si bien después vendría el calor. Menos mal que en el camino de regreso fueron varias las veces en las que tuve la ocasión de refrescarme en las fuentes que junto al camino estaban prestas para ello.

Tras dejar el coche en el aparcamiento de la Ermita de Sant Crisòfol inicio el trayecto por la PR que de allí mismo parte (hay cartel que explica la PR) pasando inicialmente por una zona de casas de campo hasta que una bella composición de cerámica incrustada en un muro de piedra nos indica que entramos en la senda ecológica de L´Asquererola. Esta bella senda la abandonaré pronto pues en cuanto llego al Barranco de Fontanelles me desvío buscado una senda de subida que si bien al principio es casi invisible se va haciendo evidente a medida que remonto el barranco. La subida es dura y escarpada pues en no mas de 4 km debe salvar un desnivel considerable de casi 800 m hasta conectar con la cuerda de la sierra que yo denomino de los 1.300 m pues son varias las cimas de esta altura a las que ascenderá hasta llegar a la cima principal: Montcabrer (1.390 m). 

Llegado a lo alto del Barranco la satisfacción se apodera de todo mi ser cuando veo, tras de mi, la tremenda trepada realizada pero sobre todo la belleza intrínseca de lo conseguido. Una vez más el esfuerzo tiene su recompensa en forma paz interior y fortaleza de espíritu que me permite estar en perfecta armonía con todo lo que me rodea. Esos momentos son indescriptibles pues el imperio de los sentidos se apodera de mi alma: los colores deslumbrantes de la naturaleza, los olores intensos de la sierra, los susurros del viento entre las piedras, el sabor de lo natural como del agua pura y fresca que de una fuente mana allí mismo (Font del Huit), emergida de las entrañas de la montaña para recompensar al atrevido que llega allí. Todo ello se funde en un instante pero que permanece eterno en mí. Ahora lo vivo como si estuviera allí. 

La senda ahora nos llevará al Paraje de El Mal Paset. La cuerda que nos ofrece esta montaña a partir de este punto es excepcional. Hasta cuatro cimas superan los 1.300 m hasta llegar al Montcabrer. Las formas imposibles de la piedra juegan con la rotundidad del abismo que se abre en la ladera este del filo. Pura belleza, puro espectáculo visual.

A los pies del Montcabrer enlazamos, aunque momentáneamente, con la GR 7 y justo debajo de la mole se encuentra una enigmática cueva que se abre paso debajo de la cima misma no se sabe cuanto. En la cima me premio con 360º de panorámicas espectaculares por doquier. Me impresionan sobre todo las vistas de la comarca del Comtat al este, en la que se dibujan los valles de Gallinera y d´Alcalà; de las Sierras de Aitana y La Serrella, al sureste; y la Sierras dels Plans y Menerajor, al sur.

La bajada la realizaremos por la cara norte en dirección a nuestros siguientes objetivos: la Cava arquejada de principios del siglo XVII y la cima del Pico Teix. Para ello nos dirigiremos a enlazar con el Camí de Mariola a través de la PR 57 si bien la dejaremos pronto para buscar el camí a través del Barranco dels Paraets. 

La Cava Arquejada data del S XVII y tiene un diámetro de 14,90 m y 12 de altura llegando a contener en su día hasta 1.960 m3 de nieve (hielo).  Desde tiempos antiguos, la nieve y el hielo naturales han tenido diferentes aplicaciones, tanto relacionadas con el transporte de pescado y la conservación de alimentos, así como en la terapéuticas (bajar la fiebre e inflamaciones) y gastronómicas (helar el agua, el vino y algunas bebidas; elaborando helados y sorbetes). Nuestras montañas han sido las neveras de las poblaciones hasta que el desarrollo y generalización de la actual industria frigorífica competió con esta actividad tradicional y la izo desaparecer al principio de los años veinte. Pero aun hoy, podemos apreciar en nuestras montañas estas curiosas construcciones, algunas de ellas muy bien conservadas, como esta.

Allí mismo encontramos otro tesoro, este natural, que por cierto me vino muy bien pues el calor empezaba a apretar: la Fuente de la Cava. Brotaba un hilo de agua fresca y pura. No lejos de allí encontramos un refugio y al lado mismo otra cava, la de l´Habitación, esta más pequeña pero no por ello menos representativa de la arquitectura rural del S XVIII. 

Sólo 500 m más arriba encontramos el Pico Teix (1.264 m) desde donde al norte divisaremos perfectamente los confines de la ya próxima provincia de Valencia. Son tales las vistas que aquí se ubica un punto de observación para la prevención de incendios. Destacan además las panorámicas de la Serra de Benicadell, al este, y del propio pico de Montcabrer, al sur.

Ahora queda el regreso y para ello me dirijo directamente al pico del Cerincal (1.226 m) y tras él enlazaremos con las PR 27/37 que nos llevarán por la ladera levante de la sierra a través de una senda llena de agua y frondosidad. Hasta con 5 fuentes pude refrescarme del ya intenso calor. Destaca sobre todo el bello paraje en el que se ubican las ruinas del Mas de Llopis, y las constantes y bellísimas imágenes de la vertiente este de esta sierra, las cuales antes habíamos "aristeado". 

Ya tengo en mente nuevas venidas por esta impactante sierra pero mientras tanto disfrutaré de su legado a través estas fotos y los recuerdos aquí contados. Solo espero que os transmitan, aunque sea en parte, lo que yo he vivido pues entonces habré cumplido con mi necesidad de compartir estas maravillas.              
          
Fotos de la Ruta en Picasa

Por la Sierra de Mariola. Montcabrer
________________________________________________________________

FOTOS DE LA RUTA







































































































































Exención de Responsabilidad

Las crónicas que se publican aquí son meramente descriptivas de una actividad de senderismo sobre una ruta de montaña realizada por mi y/o grupo de amigos. Tanto el texto como las apreciaciones personales expuestas, itinerarios, informaciones, mapas, tracks y cualquier otro material publicado de la ruta pueden utilizarse libremente bajo la única responsabilidad del que los use, como ayuda o referencia para cualquiera que quiera realizar el mismo recorrido o similar, pero desde luego no como una guía de obligado seguimiento. Es decir, todo lo publicado se basa en mi experiencia o apreciación personal de lo que he visto, he vivido y realizado. Muchas veces son caminos inexistentes u olvidadas o poco evidentes, con fuertes pendientes y otras, mezcla de rutas existentes con "inventadas" o lo que yo denomino "a trocha" (fuera de pistas o senderos). Lo que para mi es válido, por mis capacidades, conocimientos, experiencia previa o gustos, puede no serlo o que no coincida con los gustos de otras personas.

Para hacer senderismo o salidas al monte minimizando los posibles riesgos, teniendo en cuenta la experiencia y preparación de cada persona, es preferible y conveniente seguir itinerarios balizados y homologados con la denominación PR (Senderos de Pequeño Recorrido), marcados con amarillo y blanco (son evidentes en carteles, pinos, paredes de piedra, etc..) o SL (Sendas Locales), marcadas generalmente en verde y blanco). Dependiendo de la experiencia y grado de preparación tanto técnica como física es conveniente y a menudo imprescindible la ayuda de aparatos como los GPS o la tradicional brújula y un mapa de la zona para orientarse bien o bien ir acompañado de personas con la preparación o capacitación adecuada para las actividades de montaña. 

Disfrutar de las montañas y sus maravillas, cada uno a su manera, pero con responsabilidad. 


Gracias por compartir mis recuerdos.

1 comentario:

Patri García dijo...

Gracias por compartir tu experiencia en la Sierra de Mariola. La tierra que me vio nacer y que tanto adoro.