"Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor, la libertad de un vuelo de pájaros, respirar el perfume de la sencillez, por que solo, sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado he admitido mi necesidad de verdad y amor, por que sufriendo he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llevan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga, y quien no sabe sufrir nunca podrá entender".

Battistino Bonali alpinista Italiano, Fallecido en la cara norte del Huascarán – Perú 1993.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Russian templates google Portuguese

Comentarios Recientes

jueves, 21 de junio de 2012

Sierra del Cid. Poesía entre las nubes




La montaña se había visto cubierta por los hielos, su corazón frío la alejaba, la hacía inhóspita. El sol se ocultaba como si necesitara de su alegría para aparecer radiante.

Azotaban fuertes vientos contra ella, y, a la mirada del viajero, aparecía hierática, distante, incluso tenebrosa.

El desgaste de los días la iba achatando, se iba a dejar envejecer. Pero la vida, en sus giros llevó al águila a anidar en ella. Todo el interior de la montaña, al sentir la huella que dejaba el ave, se removía. La naturaleza dio paso un milagro de alegría. La cubrió de ternura la hierba. Los árboles la acariciaban con su sombra, el sol la daba vida.

A sus pies, muy escondida nació una flor preciada llenándola de sentimiento. Su orquídea silvestre cada noche se renovaba en ella cuando el ave reposaba en su dominio.

El águila la llenaba de primavera.

Sakkarah (del Portal "Poesía y Montaña")

Sierra del Cid

La Sierra del Cid es una sierra de la provincia de Alicante, situada entre los municipio de Petrel, Monforte del Cid, Castalla y Agost. A grandes rasgos, se puede decir que conforma un macizo con forma de media luna, en cuyos extremos encontramos las dos cimas de la sierra: la "Silla del Cid" que parece tener la forma de una silla de montar a caballo, de (1.103 m), y "El Cid" (1.127 m), que hace de frontera con Monforte del Cid. El nombre de Cid, le viene por las leyendas que hay en la zona sobre las hazañas por estas tierras del mítico personaje conocido como tal, Rodrigo Díaz de Vivar.

Mar de Nubes

Un mar de nubes es una acumulación horizontal de estratocúmulos a baja altura (aproximadamente entre los 500 y los 1.500 m), causada por vientos marítimos cargados de humedad en su sector inferior. Ello explica el fenómeno de la inversión térmica, merced al cual se registran temperaturas más altas por encima de la cota de los 1.500 m que en el tramo inferior cubierto por el mar de nubes. A cierta altura y en determinados períodos del día , el mar de nubes adquiere una tonalidad ligeramente azulada, por lo que los excursionistas menos experimentados lo confunden con el mar y asumen, erróneamente, que se encuentran a una altitud inferior a la real.


"Montañas"

Entre grandes cimas, escalo al sol llevado por los vientos,
Entre farallones nevados desciendo hasta bosques inmensos,
Entre nubes de tormentas me desplazo junto al cóndor.

Desde lo más alto miro al valle disociándome en miles de formas,
Transformándome en aire.

He perdido mis brazos, se han convertido en alas.

He perdido mis piernas, se han convertido en viento.

Pero no he perdido mis ojos ya que con ellos te contemplo,
Contemplo al sol vistiendo montañas,
Contemplo a los hombres que están en los valles,
Contemplo al río que corre sigiloso y perdido.

Son tus ojos de verde intenso, laguna altiva,
en invierno congelada y en verano activa.

Miro a los hombres en busca de tus gozos,
Miro a los hombres profanándote,
Queriéndote dormida.

Y yo desde esta altura sin pretender nada,
Solo te admiro montaña temida, montaña adorada.

(Alexis Coald)










"Las Nubes"

Las nubes con sus formas caprichosas

revolando impelidas por el viento,

me hicieron pensar por un momento

en la efímera vida de las cosas


Al cambiar sus figuras vaporosas,

al empuje del raudo movimiento,

las creyó el visionario pensamiento

alas de gigantescas mariposas.


Otra fingen tropel de extraños seres,

siluetas de fantásticas mujeres,

o visiones de un mágico espejismo;

pórticos de palacios imperiales

errando en la locura del abismo.

Froylán Turcios (www. nacerenhonduras.com)






"Eres  Vida" 

Eres vida, aire limpio sobre la piel. 
Sabor indescifrable que cambia el alma. 
Anhelo de ternura, boceto de besos. 
Purpúreo roce en la noche, 
suave pluma en el sueño. 

Inmenso creces en mi mirada, 
y el pensamiento lo ocupas todo 
en la brevedad de un instante.

Bucanera (Del portal Poesía y Montañas)      
         





"Poema a la montaña"

Dame las alas de un águila
para poder volar por encima de las montañas

Dame la agilidad de un sarrio
para poder saltar entre ellas

Dame la prudencia de una marmota
para respetarlas

Dame la fuerza de un caballo
para poder subirlas.

"Aprendiza de Risas"

Y, sobretodo, dame mucha vida
para seguir marcando la huella de mi bota
en todos sus senderos.

(Del portal Poesía y Montañas)    






 "Entre las nubes, un duende"

Mamita, ¿qué son las nubes?
me preguntaba mi niño,
levantando sus manitas
apuntándolas al cielo.


Las nubes, querido mío
son trocitos de algodón,
que las hadas acarician 
como plumas de gorrión.


Los colocan muy juntitos
dando forma con las manos
para que el cielo parezca
todo cubierto de helados.


Entonces los pajarillos
que muy alto surcan vuelo
recogen sus pedacitos
para llevarlos al suelo.


Mami y ¿por qué cuando llueve,
ya no parecen ser blancas?
porque las nubes se aprietan
para regalarnos agua.


Cae como fresco helado
para endulzar a las plantas,
que agradecidas despliegan
suaves y bellas fragancias.


Deja ya de preguntar
que después no te me duermes
mejor vamos a soñar
que entre nubes eres duende.


Armonía (www.mundopoesia.com)




Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía.

(Antoine de Saint-Exupery; autor de "El principito")



Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena. 

(Ingmar Bergman)



“Nubes”

Nubes pasajeras
dibujadas al viento
en algodones de seda
acunando lluvias;
bajando a la tierra
dejan tras sí,
aromas de naranjos,
limones y barro.
  
Mirarlas procuran
en incauta admiración
sumo deleite.

Risueñas a veces, sueña
con cara de luna plena,
otras en mesana indomable
se deslizan a prisa.

Perennes en sus viajes
como él,
Alma!

luz teresa maldonado folkerts (www.poemas-del-alma.com)







"Nubes y lagrimas"

Pasan días, noches, sueños rotos,
mi corazón no calla  y llora.
Se fue lo que me falta, 
lo que más quería,
mi pequeña mía, mi amada.

Recordando aquellos días,
de  felicidad, tus besos, tus abrazos.

Aquellas mañanas de invierno,
la nieve sobre tu pelo negro,
tus ojos bellos, como luceros,

Aquella dulce mirada, tu sonrisa,
bella, como las rosas de primavera,
con tu mirada, mi alma enamorada.

Oh pequeña mía,
si con lagrimas pudiera verte,
de brisa me comvertiria,
y las nubes, lagrimas llorarían,
y tus labios, de lluvia yo besaría.

Oh pequeña mía, rosa de primavera,
rosa del alma mía....

Valero (www.mundopoesia.com)

En memoria de Noelia...






“Nubes...dejadme volar en vosotras...”

Nubes azules, grises, blancas...

nubes de algodón, dulces, suaves...

nubes que se deslizan lentamente...

nubes que traen y llevan recuerdos...


nubes, nubes, nubes...
que parecen firmar tu rostro en el cielo,
tus ojos azules como el mar, firmes y profundos,
tus labios rojos como el fuego, ardientes y sinceros,
tu piel rosada como las rosas, frescas y aromaticas,
tu alma transparente como el agua, clara y necesaria.

nubes, nubes, nubes,
que contemplo en el despejado cielo,
lugar donde los dioses habitan,
lugar que los hombres contemplan,
simples mortales con grandes sueños,
en el cual, yo, ahora, sobre la fresca hierba verde,
sueño, imaginado como sería poder yacer en ti,
poder amar sin limites,
poder soñar sin una realidad que pisar.

nubes, nubes, nubes,
dejadme ir con vosotras,
dejadme ver el mundo desde otra perspectiva,
dejadme reposar mi alma,
calmarla con vuestra suavidad,
ilusionarla con vuestro color,
volar por el cielo infinito,
y así, seguir soñando sin limites,
soñando con el dulce y eterno amor....


Mariam (www.mundopoesia.com)






"LAMENTO EN LA MONTAÑA"



Aún te veo, río de mi vida,

con los ojos que miran las montañas.


Yo era una montaña con almendros
montaña solitaria.
Y viniste alegre con tu canto
y me besaste toda con tu agua.
Me dejaste inquietud para la noche
y el alma enamorada.

Aún te veo, río de mi vida,
en la curva lejana,
te vas cantando más entre los chopos,
te vas cantando más que en tu llegada.
Y yo,
paralítica montaña;
inmóvil te recuerdo,
enferma de volcanes, alocada,
espero tu regreso, río loco,
que pasaste besando
mi cuerpo de montaña.
Tuviste que seguir tu destino de río,
y yo el mío triste de tierra amontonada.

Me dice el viento que vas al mar,
Te sigo río mío, con los ojos,
Te sigo río mío con los ojos,
ya que no puedo seguirte con las plantas.
Soñé... te quedarías a mi lado,
como un lago sin cisnes,
para siempre,
acunando mi ansia.

Qué locura más loca
enamorarse de un río una montaña

Gloria Fuertes.

2 comentarios:

MGO dijo...

Preciosa entrada amigo.

bélula dijo...

Genial entrada!!!
Mi favorito...el de Gloria Fuertes.
Salucico!