"Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor, la libertad de un vuelo de pájaros, respirar el perfume de la sencillez, por que solo, sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado he admitido mi necesidad de verdad y amor, por que sufriendo he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llevan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga, y quien no sabe sufrir nunca podrá entender".

Battistino Bonali alpinista Italiano, Fallecido en la cara norte del Huascarán – Perú 1993.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Russian templates google Portuguese

Comentarios Recientes

martes, 25 de septiembre de 2012

Aristeando la Sierra de Aitana. Simas de Partagat y Peña Cacha



La sierra de Aitana es un conjunto montañoso que forma parte del Sistema Bético, en su extremo más oriental dentro de la Península Ibérica. Está encuadrada en el norte de la provincia de Alicante (España), en una disposición este-oeste. El pico de Aitana, cumbre de dicha sierra, es a su vez la cumbre de la provincia, con 1.558 metros sobre el nivel del mar. Hay que destacar que en su cima se encuentra una base militar con las antenas de EVA, y a unos 1.000 metros de altura se encuentra el Safari Aitana.

Nueva incursión por la sierra principal de las de Alicante ahora de la mano del buen grupo de senderistas y mejores personas, Horadada Camina, que tan magistralmente capitanea el buen Diego García (blog Ventepalmonte).

Sierra de Aitana

La comarca de la Marina Baixa encierra el que con total seguridad es el más soberbio conjunto de montañas de todas las tierras valencianas. Con forma de herradura abierta al mar se disponen dos espectaculares alineaciones montañosas pertenecientes al sistema prebético, las cuales confluyen en el Puerto de Confrides; desde allí, la Serrella y la Xortà (las cuales tienen su continuidad en la Serra de Bernia) delimitan por el norte el Valle de Guadalest, el cual queda delimitado al sur por la Serra d’Aitana que tiene su prolongación hacia el mar en el colosal Puigcampana (1.406 m) símbolo por excelencia de la Marina Baixa y probablemente la más bonita montaña de nuestras tierras. 

La cumbre de Aitana, con sus 1.558 m representa la mayor altura de la provincia de Alicante. No se trata, sin embargo, de una cumbre de esbelta y aislada silueta, sino que su mayor altura no es más que una suave elevación sobre el elevado lomo de la sierra, que se levanta durante una importante longitud cercano a los 1.500 m de altura. Pero contrastando con la suavidad de su lomo y con la tendida ladera de la vertiente sur, la cara norte, presenta un escarpado relieve y un imponente aspecto de alta montaña coronada por unas elevadísimas paredes rocosas entre las que apenas existen pasos que permitan el acceso a la cuerda de la sierra. (Club de Senderismo la Sierra D´Aitana)

La sierra de Aitana se extiende sobre una superficie próxima a las 2.000 hectáreas, a tan sólo unos pocos kilómetros de la costa. Caracterizada por un relieve extremadamente accidentado, en el paisaje de la sierra predomina abrumadoramente el roquedal, sobre todo en los niveles superiores del versante septentrional. Es precisamente en esta vertiente donde se encuentran las alturas principales: aparte del pico que da nombre a la sierra, el Aitana (1.558 m), son destacables la Peña Alta (1.505 m), la Peña Cacha (1.468 m), Penyó Molero (1.306 m) y el Alto del Carrascal (1.208 m).

Actualmente, un total de ocho pueblos se sitúan en las inmediaciones de la sierra: Alcolecha, al noroeste; al norte, y en el Valle de Guadalest, se encuentran Confrides, Abdet, Benifato, Beniardá, Benimantell y Guadalest; finalmente, en el límite sur de la sierra, aparece Sella. Todos estos municipios se encuentran en las comarcas de Condado de Cocentaina y la Marina Baja.

La Sierra de Aitana es una sierra de una gran complejidad geológica donde predominan de manera acaparadora materiales calcáreos y en menor medida dolomíticos. Estratigráficamente, los materiales que afloran a la sierra se encuentran desde el Cretáceo hasta el Mioceno. La estructuración del relieve, y una variada litología en la que predominan las calizas en los escarpes y en los sectores más elevados, mientras que las margas lo hacen en los taludes y fondos de valle, determinan un modelado kárstico y procesos en la evolución de los escarpes con desprendimientos de grandes bloques, deslizamientos y fenómenos de clima frío (sobre todo en el pasado) que han generado derrubios estratificados y canchales.

La Sierra de Aitana presenta un aspecto abovedado en sentido longitudinal de Este a Oeste, sobre todo si se observa desde el sur, que le otorga un carácter macizo y la convierte en frontera desde el punto de vista climático y biogeográfico. Está constituida por un fragmento de la cobertera sedimentaria, fundamentalmente paleógena, que ha sido levantada por una tectónica de fractura, lo que ha configurado un horst cresta dando lugar a un escarpe de falla en la vertiente septentrional. Es este rasgo estructural el que determina su variedad climática y, por tanto, biogeográfica.

De un modo general, y obviando las variaciones a una escala de mayor detalle, existe una acusada disimetría en las precipitaciones entre la vertiente septentrional y la meridional. Respecto a las temperaturas se observan diferencias entre mitad oriental (por su proximidad a la costa y por los valles abiertos al E y al SE) y occidental (con presencia de heladas e inversiones térmicas en los valles más encajados). 

La elevada diversidad vegetal de la sierra de Aitana se explica por la variedad topográfica, litológica y climática, lo que justifica que sea en el piso supramediterráneo y en ecótopos rocosos donde se encuentre el mayor número de endemismos, entre los que destaca la corona de rey (Saxifraga longifolia var aitanica). La vegetación actual, tanto por su composición florística como por su estructura vegetal, es resultado de una intensa humanización: agricultura, ganadería, comercio de la nieve, aprovechamientos forestales, repoblaciones y, unido a la mayor parte de estos usos, el fuego. El resultado es una vegetación de sustitución caracterizada por el predominio de aulagares (Ulex parviflorus o Genista scorpius) y jarales (Cistus albidus, C. salviifolius o C. clusii) junto a algunas manchas de pinar fruto de las plantaciones. De la vegetación potencial sólo quedan los carrascales carboneados, las formaciones mixtas de carrasca con arce o fresno en las laderas con mayor pendiente de las umbrías y el matorral rupícola y cacuminal. 

(Ascensión Padilla Blanco. Juan Antonio Marco Molina. Universidad de Alicante)





Simas de Partagat

Las Simas de Partagat se encuentran a menos de un kilómetro al este de la cumbre de la Sierra de Aitana que, con sus 1.558 m de altitud, constituye el techo de la provincia de Alicante Aunque estas fracturas son muy comunes y han sido ampliamente descritas en literatura, sus dimensiones las convierten en un ejemplo interesante desde un punto de vista paisajístico y didáctico

Las Simas de Partagat son grandes fracturas abiertas que separan bloques de caliza de grandes dimensiones (decamétrico a hectométrico de lado, con volúmenes en algún caso de más de 10 millones de metros cúbicos). Tienen unas aberturas máximas de hasta 15-20 m y profundidades de varias decenas de metros lo que las convierte en uno de los ejemplos más espectaculares de nuestro país.

Estas fracturas abiertas tienen una “vida geológica” muy corta de entre unos centenares o unos pocos miles de años. En un futuro “geológicamente inmediato” estos bloques terminarán por deslizar por la ladera norte de la sierra. A lo largo de la misma se pueden observar bloques antiguos deslizados que en su día debieron formar simas parecidas.

Estas fracturas abiertas son muy comunes en zonas de montaña escarpadas o en acantilados, aunque no con un tamaño tan espectacular como las de la Sierra de Aitana. En la propia Sierra de Aitana se encuentran buenos ejemplos en las proximidades del Puerto de Tudons. También hay algún ejemplo en Peña Martí, sierra situada inmediatamente al norte de Aitana (la que está al otro lado del valle del Guadalest).

Estas simas ya fueron citadas por Cavanilles hace casi doscientos años (en Lacarra et al., 1997) “Es indudable que Aitana ha padecido conmociones violentas, y aun hoy conserva monumentos y efectos de ellas. Vense espaciosas cavernas, que empiezan en la superficie de la esplanada, y siguen por la entrañas del monte sin haber podido jamas calcular su profundidad: en una de ellas arrojé un canto de diez o doce libras, que tropezando con las desordenadas peñas de aquel abismo, resonó largo tiempo hasta que la distancia debilitando gradualmente el ruido, impidió se oyese”. Existe una fotografía de Eduardo Soler de las simas realizada en 1898, en la que se observa que tienen un aspecto idéntico al actual (cortesía de Pablo Giménez y Juan Antonio Marco Molina).

(Senderos Geológicos, Diputación de Alicante)


Cartografía Iberpìx


Perfil Vertical Ruta


Perfil Ruta GPS





Datos Técnicos de la Ruta
  • Actividad: Senderismo
  • Fecha: 15/09/2012
  • Nombre: ARISTEANDO LA SIERRA DE AITANA
  • Sierra: Sierra de Aitana
  • Comarca:  Marina Baixa  
  • Municipio: Un total de ocho pueblos se sitúan en las inmediaciones de la sierra: Alcolecha, al noroeste; al norte, y en el Valle de Guadalest, se encuentran Confrides, Abdet, Benifato, Beniardá, Benimantell y Guadalest; finalmente, en el límite sur de la sierra, aparece Sella.  
  • Provincia: Alicante
  • Posición Geológica Regional: Cordilleras Béticas - Zonas Externas - Prebético
  • Distancia: 18,5 km
  • Duración: 6,18 h
  • Punto de Partida: Puerto dels Tudons
  • Circular: Si
  • Caminos Homologados: Seguiremos integramente la PR CV 20 si bien antes de coronar la cima B de la Sierra de Aitana, y una vez pasado el Pas de la Rabosa, nos desviaremos a la izquierda para coronar antes la Penya Alt o Alta.  
  • Itinerario:  Puerto dels Tudons - Font del Espiral - Font de l´Arbre - Font de la Forata - Pas de la Rabosa - Peña Alta - Cima B Aitana - Coll del Ventisquer - Coveta de l´Alt - Peña Cacha - Puerto dels Tudons.
  • Calificación Ruta: Magnífica circular por la parte occidental de la Sierra de Aitana que transcurre por senderos balizados como PR hasta la cima B de la Aitana y por senderos evidentes por la arista de la sierra hasta el punto de retorno, salvo en el tramo final desde Peña Cacha en la que la maleza y espinos dificultan el paso y esconden todo posible sendero. Es conveniente, entonces y una vez coronado Peña Cacha, retroceder hasta el Coll de l´Arbre y descender por una senda que propone hasta conectar con la carretera que desde la zona militar transita hasta el punto de partida. Ruta de cierta exigencia física pues, pese a partir del Puerto de Tudons (1.030 m)  nos enfrentamos a 800 m de pendiente acumulada subiendo y bajando.      
  • Recomendaciones: Esta ruta y en general el senderismo de montaña requiere una adecuada preparación física, una buena planificación previa de la ruta en el sentido de conocer a donde se va y por donde, una buena intendencia alimentaría y liquida (no confiarse nunca en que nos podamos encontrar fuentes) y desde luego ir provisto del material adecuado (prendas, calzado…). E incluso aspectos tales como la meteorología y el saber seleccionar la ruta según la época del año son importantes tenerlos en cuenta a la hora de acometer una ruta de montaña de manera segura y por ende satisfactoria.

Descripción Ruta

Cuando supe por el amigo y compañero de montañas Diego (Blog Ventepalmonte) que tenía previsto rutear por la Sierra de Aitana con su grupo de montaña, Horadada Camina, no me lo pensé dos veces en irme con ellos pues además de poder así reencontrarme con la buena gente de ese grupo proponían una circular interesante por la Sierra. El caso es que la ruta se dividía por así decirlo en dos: la primera parte que trancurre desde el inicio de la PR CV 20 hasta el Paso de la Rabosa, que constituiría la parte "por abajo" de la circular y la segunda, el retorno "por arriba" aristeando la cuerda que la sierra propone en su parte occidental, subiendo a Peña Cacha, cima perfecta que permite obtener una bella panorámica de la vertiente oeste de su cumbre más alta

La mañana no se podía presentar más prometedora. Un día despejado y una suave y fresca brisa soplaba desde bien pronto en nuestro punto de partida: el puerto dels Tudons (1.031 m). Esta nos iba a compañar casi todo el trayecto mitigando en gran medida el calor que después, ya en la arista, íbamos a padecer. Es en este puerto donde comienza la aventura y también la PR CV 20 la cual vamos a seguir hasta la misma cima de la sierra. A unos doscientos metros del inicio ésta deja la carretera para adentrarse en la sierra por una pista forestal que nos llevará a la Fuente del Espiral, en primer término, y a la Font de l´Arbre dos kilómetros después. Aquí el camino se dirige bruscamente hacia el sur y comienza a empinarse acercándonos a las abruptas paredes de la sierra en su vertiente norte y en donde se ubican multitud de antenas e instalaciones militares que vigilan nuestros cielos. 

Y llegamos a uno de los parajes más bellos de esta sierra: la Font de la Forata. En este prado salpicado de verde por doquier pues aquí el agua brota y brota, fría como pocas, se obtienen bellas panorámicas de la Serrella (al norteen toda su extensión y de su sierra hermana y continuadora de ésta: la Sierra d´Aixortá. Detrás, al sur, los "desplomes" colosales de esta sierra, caótica como pocas. Y al este destaca la Peña Forata en la cual los elementos han dejado su huella, y por donde vamos a discurrir cerca en breve. 


Pocos son los pasos que se vislumbran por esta cara norte pues esta presenta un escarpado relieve y un imponente aspecto de alta montaña coronada por unas elevadísimas paredes rocosas entre las que apenas existen pasos que permitan el acceso al lomo de la sierra. El más emblemático y bonito de dichos pasos es el estrecho pasadizo conocido como el Pas de la Rabosa (o Paso de la Rabosa) que se alcanza después de superar una cascada de bloques desprendidos de las las paredes rocosas de la sierra. A través de su estrecho paso, practicado en la roca, se accede a la vertiente sur de la Sierra.


Es en esta vertiente, y nada más superado el paso, en donde nos encontramos con las Simas de Partagat, expresión máxima de la degradación caliza operada por los elementos en conjunción con el tiempo. Estas consisten en tres colosales fracturas del terreno abiertas sobre la plataforma del lomo de la sierra, que alcanzan los 100 m de caída vertical, y que conforman uno de los parajes más originales y sobrecogedores de nuestras montañas. Como hemos visto antes estas simas constituyen grandes fracturas abiertas que separan bloques de caliza de grandes dimensiones (decamétrico a hectométrico de lado, con volúmenes en algún caso de más de 10 millones de metros cúbicos). Tienen unas aberturas máximas de hasta 15-20 m y profundidades de varias decenas de metros lo que las convierte en uno de los ejemplos más espectaculares de nuestro país.


Antes de continuar la PR con dirección a la cima, nos quisimos asomar a los abismos que justo debajo de la Penya Alta o Alt se abren con rotundidad. La pared que presenta hacia el norte es un sobrecogedor ejemplo de la belleza vertical que atesoran nuestras montañas. 


Retomando la PR CV 20 ascendemos a la que se denomina Cima B de la Aitana, pues la A, la auténtica, se encuentra unos cientos de metros más al oeste en el interior de la instalación militar que justo aquí se alza. 

      
Discurriendo junto a las alambradas que marcan el límite de la instalación militar nos dirigimos a continuación, aristeando la cuerda de la sierra, a nuestro punto de partida si bien antes ascenderemos a la Peña Cacha la cual supone la altura más relevante de la parte más occidental de la Sierra de Aitana. De forma característica, este escalón calizo de 1.468 m, nos regala unas magníficas vistas de la cima, plagada de antenas, que hemos dejado atrás. Como se puede comprobar la tecnología también busca las alturas como el hombre.     

     
Solo queda seguir la cuerda de la montaña, ya en descenso y, cerca de la Ermita de Vil. la Serra, descendemos definitivamente a la carretera que nos llevará al punto de partida que ya se encuentra muy cerca. 

Inmejorable escenario acompañado de buena gente para un gran día. Gracias a Diego y a su grupo por compartir camino conmigo y mi gente. 

Enlaces Relacionados
_______________________________________________________________

FOTOS DE LA RUTA


Arturo, Enrique, Alvaro, un compañero de este de Santo Tomé (perdóname por no recordar tu nombre), Fran,  Tania, Flor, José, Jaime, Diego, Franciso Andrés, Fina y uno mismo.








































































































_________________________________________________________________

Exención de Responsabilidad

Las crónicas que se publican aquí son meramente descriptivas de una actividad de senderismo sobre una ruta de montaña realizada por mi y/o grupo de amigos. Tanto el texto como las apreciaciones personales expuestas, itinerarios, informaciones, mapas, tracks y cualquier otro material publicado de la ruta pueden utilizarse libremente bajo la única responsabilidad del que los use, como ayuda o referencia para cualquiera que quiera realizar el mismo recorrido o similar, pero desde luego no como una guía de obligado seguimiento. Es decir, todo lo publicado se basa en mi experiencia o apreciación personal de lo que he visto, he vivido y realizado. Muchas veces son caminos inexistentes u olvidadas o poco evidentes, con fuertes pendientes y otras, mezcla de rutas existentes con "inventadas" o lo que yo denomino "a trocha" (fuera de pistas o senderos). Lo que para mi es válido, por mis capacidades, conocimientos, experiencia previa o gustos, puede no serlo o que no coincida con los gustos de otras personas.

Para hacer senderismo o salidas al monte minimizando los posibles riesgos, teniendo en cuenta la experiencia y preparación de cada persona, es preferible y conveniente seguir itinerarios balizados y homologados con la denominación PR (Senderos de Pequeño Recorrido), marcados con amarillo y blanco (son evidentes en carteles, pinos, paredes de piedra, etc..) o SL (Sendas Locales), marcadas generalmente en verde y blanco). Dependiendo de la experiencia y grado de preparación tanto técnica como física es conveniente y a menudo imprescindible la ayuda de aparatos como los GPS o la tradicional brújula y un mapa de la zona para orientarse bien o bien ir acompañado de personas con la preparación o capacitación adecuada para las actividades de montaña. 

Disfrutar de las montañas y sus maravillas, cada uno a su manera, pero con responsabilidad. 

_____________________________________________________________

Gracias por compartir mis recuerdos.