"Gracias montaña por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor, la libertad de un vuelo de pájaros, respirar el perfume de la sencillez, por que solo, sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado he admitido mi necesidad de verdad y amor, por que sufriendo he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llevan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga, y quien no sabe sufrir nunca podrá entender".

Battistino Bonali alpinista Italiano, Fallecido en la cara norte del Huascarán – Perú 1993.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Russian templates google Portuguese

Comentarios Recientes

domingo, 25 de noviembre de 2012

Sierra de Orihuela. Un mundo calizo vertical



La sierra de Orihuela es un bello macizo que se extiende unos 9,5 km de oeste a este. Se encuentra enclavada dentro del dominio bético de la Provincia de Alicante y más en concreto  franquea por el norte la localidad del mismo nombre en plena Comarca del Bajo Segura. Junto con la sierra de Callosa, situada a escasos 2,6 km, forma una alineación montañosa compuesta por bloques de calizas dolomíticas del triásico, que emergen aisladas en medio de la llanura aluvial. Sus formas son abruptas y muy fragmentadas. Desde la antigüedad, estos montes han sido objeto de la actividad minera, siendo frecuentes los pozos y galerías que todavía podemos encontrar. Fundamentalmente, junto con algunas explotaciones de yesos y calizas abandonadas en la actualidad, se extraían minerales de hierro y en unos pocos lugares oro nativo. 

Pese a la escasa altura de su máxima cota, la Peña de Orihuela (634 m), los grandes desniveles que hay que salvar en su trepada desde cualquier punto de inicio (a escasos 50 metros sobre el nivel del mar), la rotundidad de sus formas calizas, filos, precipicios y belleza geomorfológica, hacen de esta sierra un fabuloso regalo para todo buen senderista que se precie.     

Sierra de Orihuela, belleza vertical. 

La Sierra de Orihuela rodea la ciudad de Orihuela por su norte, extendiéndose hacia el oeste hasta el término de Santomera, en la vecina Región de Murcia. Situada en el extremo meridional de la Comunidad Valenciana, forma parte de las últimas estribaciones de las cordilleras Béticas, caracterizando un paisaje de fuertes contrastes entre la llanura aluvial del Río Segura y los abruptos relieves calizos de las Sierras de Callosa y Orihuela. Está formada por una gran mole de rocas calizas y dolomías con un relieve muy abrupto con múltiples fallas y cabalgamientos. 

Las rocas más antiguas que podemos encontrar en este lugar son las pizarras y cuarcitas, bien representadas en la zona Oeste muy cerca del límite provincial. Sin embargo, lo que realmente identifica a este enclave natural, es la presencia de escarpes y paredes calizas de edad Triásica, cuyos sedimentos, depositados en un ambiente marino hace 225 millones de años, sufrieron los efectos de la orogenia Alpina con numerosas fracturaciones, plegamientos y fallas de gran desarrollo. 

En el contexto de estos sedimentos marinos húmedos, sin consolidar, y ligadas a zonas de fractura aparecen durante el Triásico intrusiones de rocas ígneas muy compactas. Son las Metabasitas u Ofitas de tonos verdosos frecuentes en la ladera meridional de la Sierra de Orihuela, pero muy escasas en toda la Comunidad Valenciana. Estas rocas constituyen el emblemático cerro del Oriolet, en las cercanías del túnel de la carretera N-332, que separa el Monte de San Miguel de la alineación principal de la Sierra de Orihuela. 

Desde la antigüedad, estos montes han sido objeto de la actividad minera, siendo frecuentes los pozos y galerías que todavía podemos encontrar. Fundamentalmente, junto con algunas explotaciones de yesos y calizas abandonadas en la actualidad, se extraían minerales de hierro y en unos pocos lugares oro nativo. 

Toda la sierra presenta numerosas oquedades, abrigos y cuevas de desarrollo variable, lo que le confiere al abrupto paisaje una cierta singularidad y belleza geomorfológica. Destaca por su longitud la llamada "Cueva del Calor", actualmente intransitable por desplomes y derrumbamientos de bloques calizos, pero que con sus varios centenares de metros, antiguamente descendía desde la cima del Monte de San Miguel hasta la base de la Sierra en las proximidades del Río Segura. 

Todo el territorio está sometido a una elevada insolación en los meses estivales. Este factor, junto con las escasas precipitaciones, dificulta la existencia de fuentes y cursos de agua permanentes. Tan sólo la fuente de San Cristóbal puede contener algo de agua tras lluvias importantes, siendo de todas formas poco aconsejable su consumo por las personas. 

Los antiguos baños termales de San Antón, se alimentaban de un manantial subterráneo que discurre bajo el Monte de San Miguel, cuyo carácter geotérmico se manifestaba al aflorar en superficie con una temperatura cercana a los 25º C. La elevada salinidad de esta agua impedía su consumo, pero era utilizada para el uso del balneario y el riego del cercano palmeral de Orihuela. 

Entre su flora destacan manchas de pinar de repoblación y abundantes especies rupícolas con algunos endemismos. Algunos de ellos son el Pinar de San Cristobal, el Pinar de Bonanza o la falda y ladera trasera de la sierra. Existen a lo largo de dicha Sierra varias microrreservas de flora autóctona de gran importancia. 

Está declarada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) son todos aquellos ecosistemas protegidos con objeto de contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres en el territorio consideradas prioritarias por la directiva 92/43/CEE de los estados miembros de la Unión Europea. Estos lugares, seleccionados por los diferentes países en función de un estudio científico, pasarán a formar parte de las Zonas de Especial Conservación, que se integrarán en la Red Natura 2000 europea.

En su pie de monte existen algunos caminos aptos para la práctica de bicicleta de montaña,  pero es la PR.CV.59 la verdadera protagonista de esta montaña pues propone una vía escepcional (con múltiples variantes) para el senderismo pues la recorre de extremo a extremo cresteando varias zonas como la Pared Negra, la Pared Frontal o el Triángulo Rojo que además son aptas para la práctica de la escalada, con vías de diversa dificultad. 

Orihuela, capital de la Comarca de la Vega Baja

Orihuela es una ciudad y municipio de la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana, España. Situada en el extremo suroccidental de la provincia y colindante con la Región de Murcia, es capital de la comarca de la Vega Baja del Segura. Con 88.714 habitantes (INE 2011), su municipio es el sexto en población de la Comunidad Valenciana, y el septuagésimocuarto de los municipios españoles; de la población municipal, 32.609 corresponden al casco urbano de la ciudad. Orihuela es también el primer municipio en extensión de la provincia de Alicante. 

El centro de la ciudad está a 23 metros sobre el nivel del mar y a orillas del río Segura. La ciudad destaca, entre varias cosas, por su patrimonio cultural y natural, en especial por su casco histórico (declarado conjunto histórico-artístico y monumental), por sus festividades, entre ellas su Semana Santa (declarada de interés turístico internacional), y por sus playas. 

Orihuela es la capital de la comarca de la Vega Baja del Segura y del partido judicial del mismo nombre. Ostentó la capitalidad de diversos territorios históricos como la Cora de Tudmir, la Procuración General de Orihuela, Gobernación de Orihuela o Gobernación Ultra Xaxonam y, durante un breve período del reinado de Felipe V de Borbón, fue capital del Reino de Valencia. 

La ciudad es sede de la Diócesis de Orihuela, creada tras un amplio pleito en 1564 al segregarse de la Diócesis de Cartagena y constituida como sufragánea de la Metropolitana de Valencia. Por Bula emitida por el Papa Juan XXIII en 1968 cambió su nombre por el de Diócesis de Orihuela-Alicante, manteniéndose la ciudad como la sede episcopal.

Fuentes: Wikipedia y www.enorihuela.com

Cartografía Iberpix



Perfil Vertical Ruta


Perfil Ruta GPS


Datos Técnicos de la Ruta

  • Actividad: Senderismo
  • Fecha: 25/11/2012
  • Nombre: SIERRA DE ORIHUELA. UN MUNDO CALIZO VERTICAL
  • Sierra: Sierra de Orihuela
  • Comarca:  Comarca de la Vega Baja del Segura   
  • Municipio/Provincia:  Orihuela (Alicante)
  • Posición Geológica Regional: Cordilleras Béticas - Zonas Externas - Prebético
  • Distancia: 18 km
  • Duración: 5,30 h
  • Punto de Partida:  Urbanización Montepinar (cartel indicador de la PR CV 59, situado en el extremo este de la urbanización y de donde se comienza la subida hacia la Cruz de la Muela)
  • Circular: Si
  • Caminos Homologados: En esta ruta utilizaré como referencia la formidable PR CV 59 
  • Itinerario: Urbanización Montepinar - Cruz de la Muela - Variante y senda de las Minas -Paso del Gato - La Naveta - Cabezo Lodroño - Peña de Orihuela -  Barranco de las Sendas - Ermita de Nuestra Señora del Pilar - Urbanización Montepinar.
  • Calificación Ruta: Semi-Integral de la Sierra de Orihuela en forma de circular realizada de izquierda a derecha, es decir, accediendo por la vertiente norte-levante, con subida primero a la Cruz de la Muela y luego aristeo hasta las últimas estribaciones de su cima más alta, la Peña de Orihuela, vía el sensacional Paso del Gato. La subida, bajada y paso del Gato la realizaré siguiendo la PR, es decir, por sendas perfectamente balizadas evidentes, pero tras cumbrear la primera de las cimas hasta el Paso del Gato y desde este hasta la segunda de las cimas, la realizo en su mayor parte asomado materialmente a los impresionantes filos que hacia su vertiente sur esta montaña ofrece, accediendo a todos los picos que su perfil dibuja y por tanto a trocha. Ruta de fuerte exigencia física por los desniveles acumulados pero de extrema belleza.  
  • Recomendaciones: Esta ruta y en general el senderismo de montaña requiere una adecuada preparación física, una buena planificación previa de la ruta en el sentido de conocer a donde se va y por donde, una buena intendencia alimentaría y liquida (no confiarse nunca en que nos podamos encontrar fuentes) y desde luego ir provisto del material adecuado (prendas, calzado…). E incluso aspectos tales como la meteorología y el saber seleccionar la ruta según la época del año son importantes tenerlos en cuenta a la hora de acometer una ruta de montaña de manera segura y por ende satisfactoria.

Descripción Ruta

No podía imaginarme lo que me iba a encontrar aquí, en plena Vega Baja del Segura. Tantas veces que he transitado junta a esta sierra en busca e mis mundos situados más al sur (por la autovía en dirección a Murcia) y que pocas veces la había contemplado de verdad. Esta espectacular y llamativa alineación montañosa se eleva desde la ribera del Río Segura de manera soberbia sobre la Comarca de la Vega Baja. Monumento calizo por excelencia llama desde la distancia a transitar por sus aristas limpias y afiladas para regalar belleza y emociones. 

La experiencia comienza, bien pronto por la mañana, en el descampado situado en el extremo este de la Urbanización Montepinar en donde dejo el coche justo al lado de  un cartel indicador de la senda homologada PR CV 59 que lleva en primer lugar a la primera de las cimas que esta montaña propone: la Cruz de la Muela. El ascenso es bello pues ofrece panorámicas magníficas de la vertiente este de la sierra y de la vecina Sierra de Callosa, que a escasos dos kilómetros y pico de esta, se yergue cuan monolito pétreo por excelencia. Luego, la senda se empina un tanto más y se dirige ya presto hacia el interior de la sierra en busca de la marca inconfundible que adorna la primera de las cimas que la coronan: una inmensa cruz de hierro situado en la cima de la Cruz de la Muela.

Desde aquí las vistas son espectaculares por doquier, pero resalta con fuerza la alineación montañosa que en forma de media luna se me presenta hacia la segunda y más alta de la cimas de este monolito calizo: la Peña de Orihuela, mi último objetivo, antes de descender por el Barranco de las Sendas. Debajo y pese a la bruma mañanera destacan los verdes cultivos que regados por la sangre de esta sierra, el Río Segura, se extienden fértiles hasta los confines de esta preciosa comarca, considerada desde mucho tiempo atrás la huerta de Europa (junto con la huerta de la vecina y hermana Murcia).  

Entonces dejo la senda cómoda que supone la PR y me "subo" a la arista misma de la sierra,   a trocha, asomándome en todo momento a los filos y precipicios que esta sierra ofrece en su vertiente sur hasta que me encuentro con la senda, la de las minas, que en bajada me llevará por uno de los pasos más apasionantes que he tenido la suerte de sortear: el Paso del Gato. Este paso constituye un corredor perfecto de nuevo hacia lo alto de los filos, a través de una sucesión de cuevas y orificios naturales y practicados artificialmente en la roca caliza, que ofrece y regala contrastes y aspectos magníficos de la sierra que de otra manera no se hubieran podido disfrutar. En realidad se trata de una paso practicado por los lugareños que ascendiendo desde la localidad de Orihuela (desde el paraje denominado el Bacalón) buscan traspasar esta montaña en busca de su otra vertiente. 

De nuevo en las alturas de la sierra y junto a la variante que nos llevará después de bajada hasta nuestro punto de inicio por la vertiente norte a través del Barranco de las Sendas, retomo el filo de la sierra hasta llegar hasta la Peña de Orihuela, peña en la que se ubica un punto geodésico. Pero quiero más y con la intención de preparar una nueva venida por esta sensacional sierra y realizar la integral completa me asomo hasta los abismos que por el filo comienzan a descender en busca de un collado que, en forma de circo, une a esta parte de la sierra de donde provengo con la continuación de este macizo (ya en su extremo occidental) en donde se ubica el más que deseable Pico del Águila y detrás, el Orihuela. Pero eso será otra historia.

Deshaciendo camino busco la variante de esta sensacional PR y por el bello Barranco de las Sendas desciendo vertiginosamente en busca de la ladera norte de la sierra en donde me encuentro con multitud de características balsas de acumulación de aguas que constituyen la clave del riego de estas fértiles tierras. Resulta curioso el comprobar su ubicación y la forma que tienen de recoger las aguas que, provenientes de las avenidas provocadas por las escasas pero a veces intensas lluvias que el mediterráneo cercano regala, se precipitan directamente hasta ellas canalizadas naturalmente por los numerosos barrancos que descienden desde las alturas. 

Llegado al Santuario dedicado a Nuestra Señora del Pilar se divisa ya la urbanización de la que partí y a la que vuelvo ahora por su otro extremo, por el oeste.

Rotundos 18 kilómetros de pura satisfacción vertical y de sensaciones de libertad difíciles de expresar con solo palabras. Os dejo una multitud de imágenes (es una selección pues saqué muchas más) de lo que mi cámara exhausta pudo inmortalizar para bien de mis recuerdos. Y pese al día, brumoso al principio y luego nubloso, que no acompañó a ello.        
                 _______________________________________________________________



FOTOS DE LA RUTA





















































































































































































































































































_________________________________________________________________

Exención de Responsabilidad

Las crónicas que se publican aquí son meramente descriptivas de una actividad de senderismo sobre una ruta de montaña realizada por mi y/o grupo de amigos. Tanto el texto como las apreciaciones personales expuestas, itinerarios, informaciones, mapas, tracks y cualquier otro material publicado de la ruta pueden utilizarse libremente bajo la única responsabilidad del que los use, como ayuda o referencia para cualquiera que quiera realizar el mismo recorrido o similar, pero desde luego no como una guía de obligado seguimiento. Es decir, todo lo publicado se basa en mi experiencia o apreciación personal de lo que he visto, he vivido y realizado. Muchas veces son caminos inexistentes u olvidadas o poco evidentes, con fuertes pendientes y otras, mezcla de rutas existentes con "inventadas" o lo que yo denomino "a trocha" (fuera de pistas o senderos). Lo que para mi es válido, por mis capacidades, conocimientos, experiencia previa o gustos, puede no serlo o que no coincida con los gustos de otras personas.

Para hacer senderismo o salidas al monte minimizando los posibles riesgos, teniendo en cuenta la experiencia y preparación de cada persona, es preferible y conveniente seguir itinerarios balizados y homologados con la denominación PR (Senderos de Pequeño Recorrido), marcados con amarillo y blanco (son evidentes en carteles, pinos, paredes de piedra, etc..) o SL (Sendas Locales), marcadas generalmente en verde y blanco). Dependiendo de la experiencia y grado de preparación tanto técnica como física es conveniente y a menudo imprescindible la ayuda de aparatos como los GPS o la tradicional brújula y un mapa de la zona para orientarse bien o bien ir acompañado de personas con la preparación o capacitación adecuada para las actividades de montaña. 

Disfrutar de las montañas y sus maravillas, cada uno a su manera, pero con responsabilidad. 

_____________________________________________________________

Gracias por compartir mis recuerdos....

3 comentarios:

fer dijo...

Una de mis grandes citas pendientes de la provincia de Alicante. Felicidades por el post.

A ver si me pongo un poco en forma y saldamos esa cuenta pendiente con el valle de Sella.

Saludos!

Anónimo dijo...

perdonar por mi incultura pero que es eso de hacer un camino "a trocha". Por cierto, felicidades un blog muy bueno para los que venimos a Alicante sin conocer nada.

Kasi dijo...

Hola,
Estupendo reportaje y mejores fotos. Este recorrido lo tengo hecho. Comentarte un par de cosas:
El nombre del paso por el que has pasado es el paso del Gafo (con f). Hay uno que se llama el paso del Gato y que consiste en pasar de una roca a otra. Este paso esta más abajo de la Cruz de la Muela, en la vertiente sur. La senda hacia el paso del Gafo es la senda de la casa forestal; la senda de las minas está en la vertiente norte. La bajada vertiginosa hacia el paso del Gafo le llaman el Paso del Burro. El paso del Gafo tiene diferenciadas tres partes: los escalones, el ojo y el agujero.

Saludos